ALESSANDRO OZOMATZIN


ALESSANDRO OZOMATZIN, mejor conocido como OZOMATZIN,  es un hijo de la Tierra libre y salvaje, dirigente de ceremonia, curandero, sanador, danzante del Sol, chaman universal contemporáneo, hombre de medicina sagrada, despertador de conciencia, artista, diseñador, creador de eco proyectos, guía espiritual, coach, místico, peregrino, humanista y gran amante de la Naturaleza, la cual cuida mucho. Vino a ayudar, compartir y difundir. Recibió de la tradición náhuatl el nombre espiritual de “OZOMATZIN”, el mono sagrado, el venerable chango. Este nombre es portador de mucha medicina de la alegría, risa, buen humor, gracia, diversión y disfrute sagrado en la Vida.


OZOMATZIN nace en 1972 en Suiza, En búsqueda de su propia sanación, en 1994 deja todo, familia y trabajo, su corazón lo llama a México, en el desierto y en la sierra huichola, donde conoce a su primer maestro espiritual, un viejo chaman marakame de 110 años, Francisco López de La Cruz. Este último le revela claramente en unas sesiones de sanaciones con medicina sagrada que está destinado a ser chaman, sanador y guía espiritual.

 


OZOMATZIN empieza a estudiar el simbolismo sagrado indígena, los sistemas de limpias chamanicas, la geometría cósmica, la conexión con la naturaleza, los rituales ancestrales, las ceremonias, los diseños místicos. Viaja en todo México en búsqueda de conocimientos y experiencias místicas de vida. Va a la selva lacandona, sierra raramuri, y a la sierra Mazateca con el reconocido chamán Filogonio García, nieto de María Sabina. Se involucra con numerosos maestros, sabios, jefes, curanderos y chamanes indígenas, donde sigue preparándose en múltiples ceremonias iniciáticas muy fuertes, danzas sagradas, ayunos, plantas ancestrales, estudiando las formas y conexión con lo divino. Dedicará 18 años de intensa disciplina sin interrupción. Recibe en 1998 el sacramento del Fuego en Estados Unidos por Jefe para dirigir la ceremonia de Temazcal.

 

Paralelamente, en 1996, para ganarse la vida, se muda y abre una galería de arte y decoración indígena en Puerto Vallarta, donde vende hermosas piezas que compra en sus múltiples viajes en todo México. Como punto culminante en su vida, conoce a los GRANDES MAESTROS MARAKAMES PABLO TAYZAN Y JOSÉ BENÍTEZ SÁNCHEZ, de los cuales aprende mucho y se hace amigo. Ellos lo inspiran  y OZOMATZIN se recluta solo en la jungla durante año y medio, para profundizar su autoconocimiento personal, y experimentar la vida en la naturaleza. Ahí se iniciara a dirigir temazcal. Aprende a usar los cantos e instrumentos sagrados para sanar. Experimenta a profundidad el camino vegetariano y estudia el naturismo. Complementa su formación de sanador en los bosques de Francia con el maestro Patrice Bouchardon. Aprende la medicina del árbol sagrado. Empieza a crear ofrendas rituales y creativas para activar santuarios de la tierra. Estudia el feng shui.
OZOMATZIN es un pionero en explotar conscientemente el misticismo y su conexión para crear un nuevo diseño de sanación chamanica. Desarrolla un estilo amplio de diseño creativo de interior propio único llamado NATURE SOUL DESIGN, favoreciendo la energía de la Pachamama, donde aplica sus amplios conocimientos para armonizar y sanar espacios y personas.

 


OZOMATZIN desarrolla en sus múltiples actividades un concepto de chamanismo universal como desarrollo personal, libre, respetuoso de las tradiciones, pero novedoso, donde prevalece el amor, la creatividad, el no juicio, la dulzura, la prosperidad y la autoconfianza. Es un camino para vivir en paz y belleza con nuestra sagrada madre tierra. Hoy en día y desde el 2001 imparte enseñanzas,  retiros, ceremonias, temazcales, ofrendas, viajes, peregrinaciones y sanaciones en México, Canadá y Suiza.
OZOMATZIN usa el arte, sus conocimientos, la sustentabilidad y la sanación para difundir una nueva transformación espiritual y despertar de conciencia universal en profunda